La Casa de Ariadna

En esta entrada del blog vamos a tratar la llamada “Casa de Ariadna” –debido a una de las pinturas murales que en ella se hallaron-. Esta domus está situada en la Regio VII de Pompeya –pincha aquí para ver la distribución de las Regio o barrios en los que se divide el yacimiento – lo cual le otorga una situación privilegiada dentro de la denominada “Ciudad Antigua”, es decir, en el núcleo primitivo de Pompeya y, dentro de ella, se instala en la ínsula IV, a pocos metros del Foro de la ciudad, rodeada de lujosas viviendas y comercios a partir de la fase final de la ciudad.

Scan0001

 

El recinto de la Casa de Ariadna fue excavado entre los años 1832 y 1835; durante el proceso se descubrieron in situ ricas pinturas murales que la llevaron a ser uno de los restos más admirados por los estudiosos y el público general de la época. La domus presenta 1700 m2 que albergan cincuenta habitaciones distribuidas en torno a una distribución tripartita compuesta de un atrio y dos peristilos con fuentes, sin contar con las estancias que pudieran componer los sótanos así como el piso superior. Puedes ver la distribución de la planta a la derecha de este párrafo.

Como en este blog nos queremos centrar en la pintura mural no daré muchos más detalles acerca de la arquitectura de la casa y de los restos materiales encontrados en ella; sin embargo, me parece conveniente mencionar que los capiteles de las columnas, que formaban el peristilo del siglo II d.C, se encontraban, en el momento de su descubrimiento, decorados con estuco pintado en consonancia a las tendencias del siglo I d.C. Por ello pueden encontrar esta domus en la bibliografía de Pompeya definida también como la “Casa dei Capitelli Colorati” o “de los Capiteles Pintados”.

Scan0003
Fragmento de estuco azul en el capitel de una columna del peristilo

Vamos a hablar ahora sobre las ricas pinturas que aquí se descubrieron: algunas, permanecen aún en los muros de la milenaria casa; otras, se exponen en el Museo Nacional de Nápoles, mientras que las que corrieron menos suerte han desaparecido sometidas a las inclemencias climáticas. Es importante destacar que la domus alberga una gran diversidad decorativa, compositiva y cromática en sus muros y que en ellos encontramos los cuatro estilos pompeyanos que ya vimos en uno de los post anteriores aunque en el yacimiento sólo se hallaron in situ aquellas pertenecientes a los Estilos III y IV. Los Estilos I y II se han definido gracias al estudio de los fragmentos encontrados en las excavaciones posteriores a las desarrolladas en el siglo XIX cuyo estudio además ha determinado que la domus fue sometida a diversas e importante reformas desde la época tardo-republicana hasta la erupción del Vesubio en el año 79 a.C.

estilo1

Los fragmentos pintados con Estilo I pertenecen a la primera fase de construcción de la domus en el siglo II a.C y han podido ser datados gracias a las cerámicas que los acompañaban en su nivel estratigráfico. Éstos corresponderían a una cenefa de separación del nivel medio y el superior del muro pintada sobre estuco representando un almohadillado, de bloques rojos, blancos y amarillos, con relieve real encuadrado por surcos hundidos de color negro.

 

estilo2El Estilo II, datado en el siglo I a.C, está igualmente fragmentado y apareció dispuesto bajo el nivel actual de pavimento como parte del relleno constructivo. El conjunto representa una hilera de aparejo isódomo en relieve compuesto de colores cálidos – ocres, rojo oscuro y pompeyano, negro- y otro más vivos como el verde, el azul o el lila. A continuación de ésta, existiría una cornisa con moldura que estaría sostenida por un friso decorado de modo similar a los que pueden encontrarse en la Villa de los Misterios, de la que hablaremos en entradas posteriores.

Scan0013
Reconstrucción hipotética del conjunto pictórico de Estilo II, realizada por el Museo Arqueológico de Alicante, a partir de los fragmentos encontrados

Estos dos estilos que ya hemos visto representan sin duda alguna, la decoración parietal tardo-republicana, es decir, eran muy homogéneas en tipología y en ideología debido a las concepciones tradicionales propias de la sociedad romana de ese momento.

Los estilos III y IV serán explicados en el mismo bloque ya que ambos datan del siglo I d.C y pertenecen a la misma fase de ocupación de la domus. Las pinturas murales del Estilo III quedaron seriamente dañadas por el terremoto que sacudió Pompeya en el año 62 d.C, lo que hizo que su propietario comenzara una remodelación que incluyó su sustitución por pinturas que se encuadran dentro del Estilo IV. Aún así, del Estilo III nos queda un amorcillo sobre escalera que recoge uvas de una guirnalda de vid y que está acompañado de candelabros florales en el atrio de la casa.

Scan0005
Representación del amorcillo vendimiador del atrio

Respecto al Estilo IV, hay varias estancias que lo reflejan, por eso vamos a ir viéndolas una a una a continuación:

Estancia 14

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 18.07.34
Pared oeste, en el centro Apolo y DAfne

La pared oeste contiene un zócalo alto con decoración que imita crustae –placas de revestimiento- de mármol que alternan formas circulares y cuadradas. En la estancia encontramos el que será el esquema imperante en todas la casa: paneles anchos rojos y amarillos separados por interpaneles negros decorados y zonas superiores blancas que también se decoran. En el edículo central se encuentra la pintura más importante de la estancia una representación de la fábula de Apolo y Dafne: el dios aparece con una lira con la que atrae a la ninfa que comienza a convertirse en laurel.

 

 

 Oecus 17

En la pared oeste encontramos un zócalo de color amarillo en el que se intercalan paneles anchos y estrechos con representaciones de hipocampos –dragones marinos- y máscaras de océanos y/o una máscara con onkòs –especie de tocado-. En el intervalo intermedio, el fondo es del mismo color y hay pinturas de dimisiones intermedias, dos bustos femeninos y un amorcillo a un lado; Perseo y Andrómeda en el otro.

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 18.11.46
Perseo y Andrómeda

 

La zona superior es de color claro beige y en el centro se haya la representación de Dafne, a la que acompañan dos figuras femeninas desnudas que sostienen una pátera y una guirnalda.

 

En la pared sur, varía tan solo la representación figurada de la zona media y alta donde encontramos una composición que nos muestra a Afrodita sobre un centauro marino, rodeada de amorcillos y divinidades acuáticas y una imagen de la Tyche-Fortuna y junto a ella, dos figuras femeninas con guirnaldas sobre las que se representan paisajes rematados con una pareja de delfines. Todo ello junto con algunos elementos arquitectónicos que no hemos mencionado forma una composición de arquitectura ficticia que es muy característica del Estilo IV.

Estancia 24 – ¿Exedra?

La composición pictórica se adapta a la forma absidal con nicho que presenta la pared este. Encontramos un zócalo de paneles anchos rojos que se intercalan con paneles estrechos amarillos. En ellos encontramos representaciones de hipocampos, Pegasos y pequeños delfines así como cabezas de medusa, cenefas y guirnaldas. En la zona media, sobre paneles negros delimitados por cenefas encontramos dos cuadros: uno que representa a oferentes preparándose para una ceremonia y otro en el que aparecen Leda y el cisne. En los extremos de la pared se conservan pinturas de candelabros así como modelo parecidos a los ya mencionados en el zócalo en las franjas que separan los paneles negros. La pintura de la parte superior ha desaparecido y no se ha podido determinar.

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 18.10.47
Zona absidal de la estancia 24 con restos de pintura decorativa

 

Exedra 25

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 18.10.19
Pared celeste con escena de vendedor de amorcillos

Se conserva en el lado meridional “la pared celeste” llamada así por el color que predomina en su composición. Tanto en ella como en la pared oriental se conservan temas relacionados con los amorcillos, clípeos, guirnaldas o cenefas caladas entre otros. En la pared norte existe una representación de Venus y Adonis y dos cuadros de paisaje y temática sacro-idílica.

 

Tablinum 27

Scan0010
Acuarela perteneciente a Niccolini

 

Conocido sólo por la documentación pictórica del siglo XIX. Presentaba una arquitectura ficticia como las anteriores estancias mencionadas con figuras fantásticas y elementos más simples.

 

 

Cubiculum 36

Scan0010
Pared norte del Cubiculum 3

En sus paredes norte y oeste hay una representación pictórica que difiere completamente de las anteriores debido a que el fondo en todas las partes de la composición es blanco y contiene un esquema de composición más sencillo y esquemático, sin figuras ni arquitecturas ficticias. Probablemente estemos ante una estancia que pudo albergar el Estilo III en sus paredes. 

 

 

Oecus 28

Su pared norte tiene una composición ortogonal de floronesScan0011 sobre un fondo rojo pompeyano unidos en cruz y decorados con cuatro hojas que forman un cuadrado oblicuo, típico a partir de la época Flavia y situado generalmente en bóvedas o zonas altas de la pared.

Oecus 33

En esta estancia que sigue las misma directrices que el oecus 17, escenas mitológicas centrales sobre fondos de color amarillo. La más importante es aquella situada en la pared oeste y da nombre a la Casa: Ariadna aparece tumbada y semi desnuda mientras es contemplada por el dios Dionisos en el centro de la composición.

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 18.10.40

Hay más pinturas figuradas, pero no vamos a comentarlas aquí. Podéis ver una distribución de las imágenes en la casa de forma más esquemática en los siguientes fotogramas sacados de este vídeo:

Captura de pantalla 2017-10-22 a las 11.28.15

Captura de pantalla 2017-10-22 a las 11.29.32

Scan0012En la vivienda también encontramos representada a la serpiente agathodaemon que se relaciona con las estancias de culto privado de la domus. En la Casa de Ariadna esta estancia es subterránea posterior al año 62 d.C. Se le atribuía un valor benéfico como “demonio favorable” proveniente del mundo griego.

Con toda esta información podemos decir que la casa contiene un programa pictórico coherente a nivel de estilo y de técnica de ejecución que nos incita a pensar que todo fue realizado en un mismo momento y por un mismo taller de pintores.

Para estudiar muchas de estas pinturas murales, que aquí hemos intentado resumir, es necesario recurrir casi siempre a los grabados realizados en el siglo XIX por diversos dibujantes como forma de registro de las excavaciones y los hallazgos realizados en ellas ya que muchas han perdido el esplendor que un día tuvieron. En el caso de la Casa de Ariadna, dos dibujantes son especialmente importantes: por un lado, Giuseppe Masigli bajo las órdenes del entonces director de excavación P. Bianchi, quien puso mucho interés en documentar cada pintura que era descubierta; por otro, Bernardino Montañés quien realizó un exhaustivo trabajo de documentación en grabados y que puso especial atención a las pinturas murales del tablinium, hoy perdidas completamente y sólo conocidos por su excelente trabajo, así como de las estancias asomadas al atrio y al peristilo y de algunos otros elementos pictóricos.

DSC01086
“Patio de la Casa del Fauno” Acuarela de Bernardino Montañés; Exposición Pasión por la Libertad. Fundación Ibercaja (2017)

Importante mencionar que desde el año 2009, un grupo multidisciplinar de arqueólogos y conservadores entre otros profesionales de la Comunidad de Valencia están desarrollando un programa de recuperación y conservación de la domus de Ariadna para mantener en pie lo que queda de su antiguo esplendor. Podéis descargar el artículo que han desarrollado en torno a este tema pinchando aquí.

Así, para concluir esta entrada y citando la obra editada por el Museo Arqueológico de Alicante –MARQ-, en la que nos hemos apoyado y que citamos más abajo en la bibliografía:

La casa de Ariadna es una de las viviendas más completas en cuanto a programa ornamental se refiere en la ciudad de Pompeya, y más concretamente, nos ofrece la mejor contribución para el conocimiento de los esquemas decorativos propios del periodo de desarrollo del cuarto estilo, en especial, aquellos referidos a las arquitecturas ficticias.

*Las fotos utilizadas en esta entrada han sido extraídas de los títulos y webs contenidos en la bibliografía.

BIBLIOGRAFÍA

  • RIBERA, Albert, OLCINA, Manuel, BALLESTER, Carmina (Eds.). (2007).  Pompeya bajo Pompeya. Las excavaciones en la casa de Ariadna. MARQ: Alicante.
  • PÉREZ, M.C et alii. (2013) Pinturas Murales de la casa de Ariadna (Pompeya, Italia): un estudio multidisciplinar de su estado actual enfocado a una futura restauración y conservación preventiva. Materiales de construcción. 63 (311), 449-467.
  • artehistoriaestudios.blogspot.com.es/2017/09/pompeya-3-continuacion.html [última visita: 26-10-2017]

Irene Ordóñez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s